San Juan de los Remedios

La actual ciudad de San Juan de los Remedios es una de las primeras poblaciones españolas surgidas en Cuba durante la colonización en el siglo XVI; su fundación se produjo el 3 de mayo de 1513, pero en los inicios fue convertida en propiedad privada del capitán de conquista y rico encomendero extremeño Vasco Porcallo de Figueroa; hombre con influencias, tanto en la corte como entre los principales representantes de la monarquía en América, para adjudicarse la prerrogativa de convertir aquel poblado y los territorios aledaños en un “feudo particular”, sin aparato gubernamental, hasta unos años más tarde, cuando conformó su primer cabildo, pasando a ser considerada la “Octava Villa” cubana a pesar de haberse establecido en fecha anterior a la de la mayoría de sus contemporáneas. Al principio aquella comunidad se denominó “Santa Cruz de la Sabana de Vasco Porcallo”, tomando en cuenta su fundación el 3 de mayo, día de la Santa Cruz en el Santoral Católico, el nombre de “Sabana”, con el cual se identificaba al cacicazgo indígena que allí existía, y de “Vasco Porcallo” por ser este el dueño y señor de la comarca; nominativo que cambió por el de “San Juan de los Remedios”, que conserva en la actualidad, cuando tomó posesión su primer gobierno local el 24 de junio, día de San Juan Bautista, de 1545. Desde los primeros tiempos y hasta los albores del siglo XVIII, la economía remediana se sustentó, casi de manera absoluta, en el comercio de “rescate” o contrabando que sostenían los vecinos con piratas, corsarios y bucaneros de toda laya, y les reportaban sustanciosas ganancias, a pesar del peligro que corrían con los esporádicos ataques y saqueos; envestidas casi inevitables en tales circunstancias, de las que sus pobladores solían recuperarse de inmediato para continuar sus avatares clandestinos. Durante la segunda mitad del siglo XVIII la villa empezó a prosperar económicamente, comenzó a fomentarse en el territorio la caña de azúcar y surgieron los primeros ingenios y trapiches, se mejoró el puerto, con su traslado definitivo en 1832 desde Texico, donde estuvo enclavado desde los inicios, para lo que hoy es la ciudad de Caibarién; ampliación de ramales de vía férrea, introducción de la imprenta y la prensa local desde 1852, arreglo de calles, establecimiento del telégrafo eléctrico, prohibición para construir edificaciones que no fuesen de mampostería en lo que hoy es el “Centro Histórico Urbano” de la antigua villa, a la que se le concedió el título de “Ciudad”, por parte del Gobernador General de la Isla, Don José Gutiérrez de La Concha, el 27 de octubre de 1874 y ostenta la condición de “Monumento Nacional” desde 1979, entre otras ventajas, que incluye la construcción de la “Plaza de la Reina Isabel II”, actual “José Martí”, en 1852. El 25 de diciembre de 1958, hizo su entrada en Remedios la columna invasora número 8, “Ciro Redondo”, bajo la dirección del Comandante Ernesto Che Guevara, comenzando de inmediato las acciones hasta quedar liberada al día siguiente y comenzar así una nueva etapa en la historia, no solo del territorio, sino de toda Cuba. La ciudad de San Juan de los Remedios reserva todavía el encuentro con sus pobladores que, sencillos y cordiales, lo guiarán a través de sus calles y callejuelas angostas por sitios donde se efectúan los rituales afrocubanos de la “Santería” o el “Palo Monte”, contándole sucesos de antaño, cuando la villa era atacada por piratas y demonios o aventuras relacionadas con seres mitológicos, brujas y aparecidos, que envuelven a la vetusta ciudad en un halo de misterio difícilmente repetido a lo largo y ancho de la Isla. En su devenir, la ciudad y su antigua jurisdicción han consolidado y enriquecido un amplio acervo cultural que les confiere un especial sello identitario, con manifestaciones auténticas de la Cultura Popular Tradicional, donde se destacan: -Las Parrandas, consideradas, junto al Carnaval de Santiago de Cuba y las “Charangas de Bejucal”, las más importantes y genuinas festividades tradicionales cubanas. En ellas rivalizande manera fraterna,durante la noche del 24 de diciembre, los barrios “San Salvador” y “El Carmen” en una mágica competencia de fuegos artificiales, carrozas, trabajos de plaza, faroles, música, color y alegría que se extiende hasta la mañana del 25. - Los carnavales, durante el mes de febrero con sus características comparsas y carrozas. - Las procesiones de Semana Santa en los meses de marzo o abril, de acuerdo a la tradición religiosa, muchas de las cuales se realizan alrededor de la Plaza Central. - Feria de las Flores de Mayo, con celebraciones populares profanas y religiosas a lo largo de todo ese mes. - Las “Ferias de San Juan”, consideradas las celebraciones de carácter popular más antiguas de Cuba por cuanto se realizan desde principios del siglo XVIII, cuando las autoridades españolas no permitían aún este tipo de celebraciones públicas, dedicadas a celebrar el día del Santo Patrono, San Juan Bautista, los días 23 y 24 de junio e incluye bailables, quema de piras la noche del 23, escenificación de la captura, por parte de “siete Juanes primerizos”, del “Güije de La Bajada”, personaje mitológico devenido depredador de los bienes de los campesinos de esa zona aledaña a Remedios y festejos y juegos tradicionales ( “gato en tinaja”, “peseta en la sartén”, “palo encebado” ) y otras atracciones que se extienden durante todo el día 24. Algunos sitios de interés: La iglesia Parroquial Mayor de San Juan Bautista, el santuario de “Nuestra Señora del Buen Viaje”, La Estatua de La Libertad, La Sociedad de instrucción y recreo “La Tertulia, Hoteles “Mascotte” y “Barcelona”, la cafetería “El Louvre”, el Museo de la Música “Alejandro García de Caturla”, el Museo de Las Parrandas *Esta breve reseña histórica de San Juan de los Remedios es una cortesía del fallecido historiador de la ciudad, el licenciado Rafael Jorge Farto Muñiz.

                     

Cubatravel
Facebook
Youtube
Twitter
Declaración general de embarcaciones extrajeras Decreto ley 314 Normativas Jurídicas que tienen relación con el decreto No.314